¿Qué hacer si sufrimos una herida Leve?

Antes de empezar a curar, hay que lavarse muy bien las manos.

•No tocar con los dedos la sangre ni el lecho de la herida.

•Lavar la herida con agua o solución salina. Si está muy sucia, se puede lavar con jabón siempre que se aclare muy bien para que no queden restos de suciedad en la herida.

•Utilizar un antiséptico efectivo ante un gran número de gérmenes, por ejemplo, una solución de clorhexidina, de acuerdo a las indicaciones terapéuticas.

•Cubrir con un apósito no adherente, un hidrocoloide o una espuma de poliuretano. Conviene evitar el algodón, que se adhiere a los tejidos y puede provocar dolor y sangrado cuando se retira. Es posible que deje restos de fibras en las heridas y provoque infecciones.

•Acudir al centro de asistencia sanitaria si en la herida hay objetos incrustados, ante una hemorragia difícil de controlar, si precisa de puntos de sutura por su profundidad, está provocada por la mordedura de un animal o por un objeto susceptible de estar contaminado por hongos o bacterias, incluso tétanos, lo que requerirá de asesoramiento para el uso de antibióticos y otros fármacos.


Regresar