Reparación de un celular que se ha caído en el agua

Hemos recorrido diversas tiendas dedicadas a la reparación de teléfonos celulares y todas han coincidido cuando preguntamos “¿Cuál es el caso de reparación que más se repite?”; el 75% de los encuestados afirmó que sus clientes suelen tener accidentes domésticos en donde el celular entra en contacto con el agua.

Las reparaciones de celulares que han caído en el agua son muy costosas pero no obligatorias, si pensamos rápido en el momento del incidente podemos llegar a recuperar el equipo. Una vez que el celular ha tocado el agua, quitaremos la tapa de la batería para evitar un contacto prolongado entre la electricidad y el agua, se debe cortar la energía; procederemos luego a secar el equipo removiendo la mayor cantidad de agua tan pronto sea posible mediante el uso de un paño absorbente o una toalla.

El tercer paso es emplear alcohol ya que esta sustancia atrae al agua y luego la disolverá, no debemos preocuparnos por el alcohol ya que este se evaporará y no dañará las partes del móvil. Dejaremos que el equipo se seque expuesto al medio ambiente sin volver a ubicar la batería dentro, para acelerar el efecto podemos situar el teléfono en un tazón de arroz para que absorba mucho más la humedad. Por último, una vez que notamos que la tarea está casi completa aplicaremos una fuente de calor que haga que el agua se evapore sin dañar los circuitos; probaremos el teléfono cuando el mismo haya pasado por todo el proceso de reparación, si la falla no se ha arreglado, entonces recurriremos a un profesional.


Regresar